La Inteligencia Deportiva juega a tu favor

¿Cuál es el objetivo de un buen entrenamiento mental? ¿Qué ventaja me va a otorgar respecto a mis rivales en el campo de juego? ¿Cómo sentiré que estoy realmente desarrollando esa inteligencia deportiva?

Si eres un deportista con cierto grado de experiencia en competición, seguro que recordarás algún partido, o algún momento de partido, en el que todo iba bien y no sabías por qué, ni qué estabas haciendo ni tan siquiera qué estabas pensando. Como si fuera una ensoñación, como si no fueras tu quien está haciendo todo esto. ¿Te reconoces en alguna situación así?

 

 

EL MOMENTO DULCE

Esa sensación a nivel mental recibe un nombre; “el momento dulce”. Quizá lo hayas oído nombrar como el “estado de Flow”, o “estar en la zona”. Es lo mismo. Lo importante es lo que significa; y lo que implica.

Alcanzar ese momento dulce es apartar todas las dudas y todos los pensamientos que te impiden sacar tu máximo rendimiento. Llegar a ese estado mental es poder desarrollar todo tu nivel de juego (sea el que sea) y acallar las voces que te critican, te juzgan o te dicen que no vas a ser capaz. Y sólo entonces sientes que todo el entrenamiento que llevas acumulado durante años, cobra sentido y valor.

 

INTELIGENCIA DEPORTIVA PARA “PROVOCAR” EL MOMENTO DULCE

Ese es precisamente el quid de la cuestión. Llegar a encontrar los automatismos que te lleven a entrar siempre (o habitualmente) “en la zona”. ¿Y cómo se consigue? Pues del mismo modo que Pau Gasol consigue encestar ese tiro libre decisivo. O Rafa Nadal es capaz de meter el resto justo donde lo necesita cuando lo necesita. O Leo Messi limpia la escuadra en el lanzamiento de falta. ¡ENTRENANDO!

Pese a que muchos (deportistas, entrenadores y padres) parecen vivir de espaldas a esa realidad, la Inteligencia Deportiva se debe entrenar, de manera constante y exclusiva. La capacidad de controlar y dirigir tu atención, tus pensamientos, tu activación de manera precisa en el momento adecuado, se debe entrenar. La resiliencia, la motivación, la relajación, se debe entrenar. Y eso es la Inteligencia Deportiva.

¿POR DÓNDE EMPIEZO?

En el próximo artículo profundizaremos más sobre este punto. Pero te anticiparé tres palabras claves: TOMA DE CONCIENCIA. Conócete mejor, hazte un “chequeo” previo y descubre los puntos personales sobre los que te puedes apoyar y aquellos en los que debes empezar a poner mayor atención.

Ajusta tus objetivos, hazlos realistas y sobre todo hazlos tuyos, y empieza a andar el camino que quieres llevar en tu carrera deportiva.

¡TU DECIDES!

P.D: en MindfulSport encontrarás un método de entrenamiento que te permitirá desarrollar e interiorizar esos mecanismos mentales que necesitas para mejorar. Pídenos información y descubre tu plan de entrenamiento.

Deja un comentario