Prepara tu actitud para rendir al máximo

Sólo a través de una actitud positiva y activa podrás alcanzar tu mejor rendimiento

Entre los deportistas de niveles más bajos cuesta entender la importancia de hacer un buen calentamiento físico. En muchas ocasiones su actitud es bastante pasiva, e incluso si no está muy atento de ello su entrenador/a, ni siquiera lo realiza.

A medida que aumenta el nivel del deportista, sube también la concienciación a este respecto. A nivel profesional es imposible encontrar a un deportista que no hace un calentamiento intenso y bien enfocado para alcanzar su 100%.

Si a nivel físico lleva un poco de tiempo entenderlo, a nivel mental cuesta muchísimo más comprender la importancia de estos momentos previos a la competición (o al entrenamiento). Predisponer al cuerpo y a la mente a una mejor versión, a un mayor rendimiento, es clave. Y por fortuna, depende de ti mismo.

Sólo a través de una actitud positiva y activa podrás alcanzar tu mejor rendimiento

TU DECIDES TU ACTITUD

Entrar al campo de juego predispuesto a realizar el mejor partido de tu vida es posible, depende de ti, y además debería ser siempre así. Todos sabemos que luego se pueden dar muchas circunstancias, internas y externas, que pueden truncar ese objetivo, pero estamos hablando de tu intención. Y siendo tuya, tienes que aspirar siempre a ella, al máximo, al 100%.

Cuando hablo de actitud me refiero a comportamiento, a predisposición, a compostura física, a ganas de afrontar nuevos retos. ¿Lo entiendes?

Como decía en el artículo sobre ansiedad antes de la competición, muchas veces pensar que nos faltan recursos nos impide prepararnos para dar nuestro 100%.

Muchos deportistas tienen rituales que vemos cuando entran en cancha o están a punto de empezar a competir. Por ejemplo, el salto múltiple que da Rafa Nadal después de hacer el sorteo en la red y la carrera que se da hasta el fondo de pista. O la de John Terry de dar tres vueltas a sus medias con una cinta adhesiva.  A nivel de equipo, sin duda la más conocida es la Haka de los All Blacks, con la que generan un ambiente enorme a su favor y que impresiona a sus rivales. Todas consiguen activar mente y cuerpo, llenan al deportista de seguridad, de ganas de empezar a disfrutar de la “batalla” que les espera y les predispone a dar su mejor versión.

Actitud antes de competición

 

CLAVES PARA TU ACTIVACIÓN MENTAL

Una buena activación mental debe ser definida por cada deportista. Cada uno tenemos la nuestra, y tenemos que encontrar la que más nos convenga. Debe tener en cuenta, eso sí, tres puntos claves:

  1. ESPIRITU
  2. EMOCIÓN
  3. ENERGÍA 
  • CONECTA CON TU ESPÍRITU: la palabra espíritu viene del latín spirare, y entre otros significados tiene el de inspirar, insuflar, respirar… Tu activación mental debe llevarte a un estado de inspiración, de sensación de capacidad logro, debe insuflarte toda la energía que necesitas.
  • ENCUENTRA TU EMOCIÓN ADECUADA: emoción proviene de emovere, y habla de movimiento, de desplazamiento. Elige la emoción con la que te quieres vestir antes de entrar en la cancha de juego. Encuentra la que más te llena, la que mejor te ayuda a fluir.
  • Y LLÉNATE DE ENERGÍA: el término griego enérgeia nos habla de fuerza, de capacidad de acción. Pon en marcha tu corazón, acelera tu pulso. Conduce toda esa energía hacia el futuro que deseas para esa competición.

 

PRÁCTICA Y AJUSTES

Recuerda que cada deportista debe encontrar su método, pero existen claves y ejercicios que te ayudan. Visualización, rutinas respiratorias, ejercicios energizantes, música movilizadora y muchos otros. Ponte a ello, ponlo en práctica, evalúa como te vas sintiendo con cada paso y encuentra tu estado ideal para afrontar un nuevo reto con la máxima garantía.

 

¡¡VAMOS A POR ELLO!!

 

Últimas entradas de Miguel A. Rodriguez Ramirez (ver todo)

Deja un comentario