Tres claves psicológicas del «entrenamiento invisible»

¿Quieres ser el mejor deportista posible? Entonces tienes que cuidar desde ya mismo tu "entrenamiento invisible"

Quizás estas alturas ya has oído hablar de lo que es el entrenamiento invisible y de la importancia que tiene para que un deportista alcance un gran nivel de rendimiento. Aunque es un concepto que se lleva utilizando poco tiempo, es cierto que cada vez hay mayor concienciación sobre ello punto un deportista tiene que serlo las 24 horas del día , independientemente de su nivel y de su edad. el hecho de que el deporte profesional tenga cada vez mayor visibilidad en los medios de comunicación, ha facilitado que sea así y se entienda mejor el cuidado que deben tener en su vida diaria. si te das cuenta cuando se descubre a un deportista profesional descuidando este entrenamiento invisible, enseguida salta a las noticias.

El entrenamiento invisible se puede dividir en 5 grandes bloques, y sobre todo tienes que darte de la importancia que tiene después en el rendimiento tanto entrenando como compitiendo. no se trata sólo de parecerlo sino también de serlo.

Estos 5 bloques más importantes, al menos para mí, son

NUTRICIÓN

DESCANSO

ESTIRAMIENTO

FISIOTERAPIA

PSICOLOGÍA

REVISIÓN RÁPIDA DE LOS CUATRO PRIMEROS BLOQUES.

Como ya habrás imaginado en el que más nos vamos a detener en este artículo a ser en el entrenamiento invisible a nivel psicológico.  Pero creo que es necesario hacer algún apunte sobre los 4 primeros al menos para explicarte a qué me estoy refiriendo.

Nutrición: lo que se ingiere tanto comido como bebido es fundamental para que después el cuerpo rinda adecuadamente. Hacer trabajar de manera inadecuada al estómago tiene una incidencia muy importante en las lesiones, seguramente mucho más de las que pensamos. Por eso evitar alimentos muy procesados o altos en grasas y bebidas alcohólicas va más allá de poder mantener un peso adecuado, influye sobre todo en el grado de energía con el que afrontamos el entrenamiento y la competición.

Descanso: existe la falsa teoría de que se debe dormir 8 horas diarias. No es así, esto depende de cada persona. De lo que se trata es que seamos conscientes de cuál es nuestro punto óptimo y lo alcancemos de media cada día. El descanso no solamente es dormir, también es desconectar del deporte y encontrar actividades que nos ayuden a relajarnos, a sentirnos más tranquilos. Por eso es tan importante llegar al autoconocimiento en todos los aspectos como comentaba en este artículo anterior  en el que además te dejaba un ejercicio práctico en vídeo para ayudarte en el proceso. Pincha aquí para ver el ejercicio práctico en vídeo.

Estiramientos: Parece lógico que un músico profesional cuide al máximo sus instrumentos musicales, o que un cocinero lo haga con sus aperos de cocina. En el caso del deportista sus principales herramientas de trabajo son sus músculos, ligamentos, huesos... Por ello es tan importante plantearse sesiones de estiramientos diarias aparte de lo que es el propio entrenamiento. Considéralo una manera de cuidar tu instrumento de trabajo para que rinda lo mejor posible y sobre todo para evitar lesionarse. Te comparto en este vídeo una sencilla rutina de estiramientos de apenas 12 minutos que seguro puedes incorporar a tu día a día y que te va ayudar a sentirte muchísimo mejor .

Fisioterapia: no sé en el tuyo, pero en mi entorno deportivo lo normal es ir al fisio sólo cuando se está lesionado. Sin embargo, existen otras muchas temporadas en las que es necesario realizar un trabajo de descarga como la recuperación articular o simplemente relajación de los músculos y para ello la visita al fisioterapeuta es lo más indicado. Te animo a que encuentres un fisio de confianza y si es posible le compres un bono de varias sesiones para de esta manera obligarte a realizar ese trabajo.

"GUÍA PRÁCTICA DE INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA DEPORTISTAS"

RECÍBELA GRATIS EN TU CORREO


AHORA SÍ, EL ENTRENAMIENTO INVISIBLE PSICOLÓGICO.

Puede parecer una contradicción que hablemos de entrenamiento psicológico y entrenamiento invisible. Debería ser lo mismo, ¿no? Sin embargo, ya has visto antes que no es así, que hay diferentes bloques en los que puedes incidir para ese entrenamiento invisible. En el caso de la psicología me gustaría hablarte de algunas variables que no parecen totalmente referidas al rendimiento del deportista, pero que sin embargo tienen muchísima influencia y que desde luego se pueden y se deben trabajar en el día a día. Se pueden considerar valores personales o se puede considerar simplemente hábitos, lo cierto es que son de gran importancia para mejorar también ese rendimiento en la competición.

Responsabilidad: para mí es la principal clave de desarrollo mental y personal de cualquier deportista. En el momento en que te sientes responsable de todo lo que te pasa y todo lo que te pasará, comenzarás a sentir que tienes el control de decidir hacia dónde quieres dirigir tu carrera deportiva. Porque no nos engañemos, no es posible ser un irresponsable fuera de la pista y ser una persona muy responsable dentro de ella. Si se cae en el victimismo en la vida diaria, seguramente también se va a caer en la faceta deportiva. Por ello es necesario enseñar al deportista, animarle, hacerle ver, que sus actos tienen consecuencias y que su capacidad de acción es muy alta. Esto es especialmente así en el caso de los deportistas más jóvenes, que aún están en crecimiento y en etapa de formación tanto a nivel deportivo como a nivel personal.

Relajación: encontrar momentos para la relajación también es algo fundamental para lograr mejores capacidades mentales en el deporte. Llevar una vida muy ajetreada influye no solamente a nivel psicológico, como ya te imaginarás, sino también a nivel físico. Sí, estamos hablando de evitar el estrés, y de encontrar espacio para la tranquilidad que te ayude a afrontar mejor los entrenamientos o la competición. Cuida la organización de tus horarios, y haz espacio en tu agenda para la meditación.

Respeto: si te das cuenta, los deportistas que más valoramos son los que más respetuosos se muestran cuando compiten, cuando les vemos en televisión o desde la grada. Ser respetuoso con el rival, con los árbitros, con los entrenadores o con el público, implica ser respetuoso con uno mismo. La persona que se respeta a sí misma está mucho más capacitada para seguir progresando y será capaz de encontrar su mejor rendimiento a través del esfuerzo y el entrenamiento diario. Así que pregúntate si realmente te comportas de manera respetuosa con tu entorno de habitualmente o si te cuesta. Este cambio de actitud puede darte grandes resultados también en el deporte.

Te dejo aquí estas tres claves para que reflexiones, te preguntes si lo estás alcanzando y las estás llevando a cabo en tu día a día. Entiende que para esto también es necesaria la constancia que hablamos siempre para los entrenamientos, así como tú compromiso. Al fin y al cabo, se trata de un entrenamiento más para alcanzar tu máximo rendimiento.

¿Quieres empezar a sacar el máximo rendimiento a tu mente en la competición?

Últimas entradas de Miguel A. Rodriguez Ramirez (ver todo)

One thought on “Tres claves psicológicas del «entrenamiento invisible»

Deja un comentario