Las 5 claves de un buen entrenamiento mental en el deporte

Para desarrollar un buen entrenamiento mental es fundamental centrarte qué aspectos centrarte para conseguir tus objetivos. Planifica, desarrolla y evalúa.

Reconozco que el entrenamiento mental es un campo muy amplio y diverso, que en muchas ocasiones cuesta abarcar y centrar objetivos. Con este artículo, apoyado en “El cuestionario Características Psicológicas Relacionadas con el Rendimiento Deportivo” (CPRD) desarrollado por Fernando Gimeno, José Mª Buceta y Mª de Carmen Pérez Llanta quiero dar respuesta a estas dos preguntas

  • ¿Cuáles son los aspectos psicológicos que marcan el rendimiento de un deportista?
  • ¿En qué puntos tenemos que hacer más hincapié para mejorar conseguir un mayor control mental que nos permita un mejor rendimiento?

Dicho cuestionario (por cierto, si quieres que te lo mandemos gratuitamente sólo tienes que pedírnoslo en hola@mindfulsport.es) evalúa 5 aspectos que ahora te paso a explicar en qué consisten y cómo los puedes trabajar en tu día a día.

  1. CONTROL DE ESTRÉS

Como hablamos en el artículo de la ansiedad precompetitiva (puedes leerlo pinchando aquí) la anticipación negativa de lo que puede suceder y la sensación de que te faltan recursos para lograr tus objetivos son las principales causas generadoras de ansiedad, o bien de estrés. El estrés, como tal, no es algo negativo, al contrario, es necesario porque nos acerca a nuestro nivel adecuado de energía que a su vez nos va a ayudar a rendir lo mejor posible. De hecho, existen dos maneras de calificar el estrés, por un lado está el eustrés, que es la respuesta positiva ante una situación que requiere activación, y el distrés, en el que respuesta es desmedida ante la situación que se plantea.

Llevándolo al entorno del deportista, podemos hablar de eustres cuando es capaz de encarar una competición como un reto, buscando superarse y dar lo mejor de sé, sintiéndose preparado para ello. Conocedor de la capacidad de superación que se necesita para ello, genera esa energía tanto física como mental que le facilita su buen rendimiento.

En esta parte es clave la confianza que el deportista sienta en sus capacidades. La autoconfianza, y lo fuerte que sea ante posibles momentos de dificultad, permitirán al jugador/a sentirse capaz de superarse.

La confianza en una mismo es un valor totalmente subjetivo. Esto es una buena y mala noticia, según se afronte. Puede ser un problema porque al depender de la propia valoración personal, se puede tirar por tierra. Cuando le preguntas a un estudiante qué tal se le dan las matemáticas, podrá responder en base a un hecho más o menos objetivo, las calificaciones de los últimos exámenes.

Sin embargo, ¿sobre qué aspecto cimentamos nuestra confianza? Sobre aspectos totalmente personales, sobre percepciones propias. Dependiendo de la importancia que le demos a pasadas experiencias, positivas o negativas, así vamos empezar a crear nuestra confianza. Un entrenamiento adecuado ayuda a desarrollar y potenciar una confianza fuerte y sana.

  1. INFLUENCIA DE LA EVALUACIÓN DEL RENDIMIENTO

Otro punto clave. El “problema” que tiene el deporte para muchos (especialmente para los analistas profanos y resultadistas) es que al final hay un resultado. Y como hemos hablado en muchas otras ocasiones, el resultado rara vez depende de uno mismo. En los deportes de enfrentamiento directo como el tenis o el boxeo, los deportes de equipo y prácticamente todos los demás, la influencia del rival es fundamental. Se trata de una actividad de “suma cero”, es decir, para que uno logre su objetivo, el otro tiene que “fracasar”.

Como decía antes, desde el punto de vista del analista novato o no bienintencionado, lo que prima es la clasificación final. Y es fundamental salir de ello.

Dar una excesiva importancia al error es un claro síntoma de que se esta dejando de lado el rendimiento. El rendimiento es el camino que me puede llevar hacia el resultado positivo. Además, debo buscar factores de rendimiento que dependan de mi control, sobre los que sólo yo tengo una clara influencia.

  1. MOTIVACIÓN

¿Cuánta importancia le das en tu vida al deporte? A lo largo de las 24 horas del día, de los 7 días de la semana, ¿cuántas decisiones tomas pensando en que es lo mejor para tu mejora deportiva?

Esa es la verdadera motivación. Entender que no sólo se es deportista en el campo de juego y en el entrenamiento. También se es a la hora de planificar la alimentación, el descanso, el ocio, el estudio o el trabajo. ¿Cuántas veces al día te preguntas si esto que estás haciendo te favorece como deportista?

Ahí podrás empezar a ser mucho más consciente de la motivación que atesoras. La motivación propia es el combustible que te mueve hacia tus objetivos.

  1. HABILIDAD MENTAL

La habilidad mental se refiere a la capacidad de análisis de la situación, a la facilidad para afrontar un entrenamiento o una competición antes de que suceda, a la rapidez con se encuentran los puntos que arrancan la motivación y te ayudan a ir a tope. A la Inteligencia Deportiva de la que tanto hablo y que es fundamental para llegar a ser el mejor deportista puedas.

Este aspecto, pese a parecer en muchas ocasiones innato, tiene, sin embargo, una gran evolución cuando se entrena y se desarrolla. Como ves en cada artículo que te ofrecemos y a través de nuestros cursos y entrenamientos para deportistas, estás capacitado para desarrollar todos esos parámetros mentales y lograr tu mejor rendimiento. Pincha aquí para saber más.

 

  1. COHESIÓN DE EQUIPO

Último punto, pero no menos importante. Tener la capacidad de saber sumar de todo tu entorno, de saber aportar a todos los que te rodean. De apoyarte y dar apoyo a los demás. Esto sucede por supuesto en deportes de equipo, pero también en deportes individuales, en los que un grupo de trabajo está ayudándote a conseguir tus metas. Y dentro de ese equipo de apoyo al que debes aprender a sumar valor y del que debes nutrir está la familia. Tu familia también se merece esa consideración y debe animarte a seguir dando cada paso de avance.

 

Estos son los 5 puntos en los que puedes centrar tu mejora de entrenamiento mental. Como ves todos ellos se pueden entrenar y se pueden desarrollar. Con la metodología MindfulSport vas a encontrar de un modo práctico el camino a seguir para desarrollar todo tu potencial deportivo y disfrutar al mismo tiempo. Pídenos más información y ¡empieza a liderar tu carrera deportiva!

Deja un comentario