Sé tu mejor versión compitiendo.

Desde hace unos años se habla mucho de llegar a ser tu “mejor versión” compitiendo. Es un comentario muy habitual de los padres/madres o entrenadores de los deportistas con los que trabajo. "Sé que puede dar más, sé que puede competir mejor". Se trata de dar todo lo que llevas dentro, de desarrollar el máximo potencial interno. A mí me gusta llamarlo alcanzar “tu zona de excelencia”. Cada deportista la tiene, cada uno la suya. Es necesario conocerla, aceptarla y descubrir la forma de llegar a ella lo más habitualmente posible.

Como sabes, me gusta llevar explicar de una manera práctica y visual los conceptos de entrenamiento mental. Me ayuda a hacer entender mejor al deportista qué y cómo debe desarrollarlo para ser la mejor versión de sí mismo en el deporte. Por ello, te traigo para explicar cómo llegar a tu mejor versión en competición una sencilla fórmula.

Una fórmula para tu éxito.

En este artículo (“Cuatro factores decisivos para alcanzar tu máximo rendimiento" ) veíamos como definir mejor las que son tus principales cualidades deportivas, aquello a lo que debes aspirar en cada entrenamiento y competición. Porque como ves, hay muchos puntos que dependen sólo de ti. Y con aquellos que no puedes controlar, te queda la obligación de adaptarte lo mejor posible.

Ahora bien, de lo que se trata es de aprender a alcanzar tu “mejor versión”, es decir, dar lo mejor de ti cuando compites. Bien, pues como en otras ocasiones, te lo explicaré con una fórmula para que entiendas que hay factores que cuanto más desarrollas más te ayudan. Por el contrario, si tienden a cero, te perjudicarán en exceso y te harán disminuir muchísimo tu rendimiento. La fórmula es la siguiente:

 

TU MEJOR VERSIÓN

=

(TU MÁXIMO RENDIMIENTO

x LA CONSTANCIA QUE LE PONGAS)

x

GESTIÓN EMOCIONAL.

"GUÍA PRÁCTICA DE INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA DEPORTISTAS"

RECÍBELA GRATIS EN TU CORREO


  1. Máximo rendimiento.

Te remito, una vez más, al artículo que te citaba al principio para que aprendas a entenderlo y planificarlo mejor (“Cuatro factores decisivos para alcanzar tu máximo rendimiento" ). Descubre las claves prácticas que puedes controlar y las que no. Eso te va a ayudar a centrarte mejor en lo que puedes de verdad mejorar. Y recuerda lo importante que es, una vez que lo tienes claro, planificar, entrenarlo y persistir.

  1. Constancia.

    Fíjate en la definición de constancia: “voluntad inquebrantable y continuada en la determinación de hacer una cosa o en el modo de realizarla”. Creo que con eso está todo explicado. Esa “voluntad inquebrantable” tiene que ser diaria. En cada entrenamiento, en cada competición, en cada oportunidad. No queda más camino que el sumar en cada momento. Como te explicaba en el artículo sobre “entrenamiento invisible”  () un deportista tiene que serlo 24 horas diarias, no sólo cuando está practicando deporte. Y para ello, para cada factor es necesario ser constante. Estamos hablando de tu mejor versión, de alcanzar tu zona de excelencia.

    Si observas, en la fórmula Máximo Rendimiento y Constancia aparecen en el mismo grupo de paréntesis. La razón es que sólo a través de la constancia podrás afinar completamente tu máximo rendimiento. Siempre es primero este paso para poder seguir avanzando. Aunque la Gestión Emocional es igual de importante, primero es necesario ser constante.

     

    Gestión emocional.

    Todas tus capacidades, deportivas, físicas o mentales, pueden ser claramente potenciadas o perjudicadas por tu estado emocional. De nada te servirá estar al 100% preparado si cuando empieza la competición te atenazan los nervios, o ante la primera contrariedad del partido te puede la frustración o la rabia.

    Un gran deportista sabe competir con miedo, estrés, presión… Es capaz de encontrar la templanza, seguridad o equilibrio emocional cuando realmente lo necesita, en el momento crucial. De nada sirve llegar al máximo de tu capacidad personal si después te dejas arrastrar por tus emociones negativas.

    ¿Y tú, cómo lo llevas?

    Estamos llegando al final del artículo, que como verás trata de varios conceptos que requieren de práctica. Te aconsejo que lo revises y sobre todo, para sacar buenas conclusiones realices un autoanálisis de esta forma.

    Cuestionario personal.

    Realiza este breve cuestionario para tener una mejor consciencia de cómo estas comportando con todos los ítems de los que te he hablado.

    • ¿Cuánto tiempo dedicas a tu entrenamiento? ¿Podrías dedicarle más tiempo?
    • ¿Cómo sueles sentirte a nivel de energía? ¿Reconoces algún patrón (positivo o negativo) al respecto?
    • ¿Sueles mantener alta tu motivación para el deporte? ¿Cómo manejas el foco atencional y de concentración?
    • ¿Te adaptas fácilmente a las circunstancias?
    • ¿Consideras que cuidas tu desarrollo deportivo las 24 horas del día?
    • ¿Sueles controlar tus emociones o te controlan más ellas a ti?

    Respóndete con sinceridad estas cuestiones (y si puede ser por escrito, mucho mejor), y encuentra las tendencias que debes mejorar y aquellas que deberías mantener. Recuerda que la mente requiere entrenamiento, y como deportista que eres debes planificar y desarrollar el que mejor se adapta a ti para ir a por tu objetivo. Pregúntate:

  2. ¿Cuándo voy a empezar a ser mi mejor versión?

¿Quieres empezar un entrenamiento mental gratuito?

Solicita una sesión gratuita y conoce nuestro programa de MindfulSport. Tus metas te están esperando.
Últimas entradas de Miguel A. Rodriguez Ramirez (ver todo)

Deja un comentario